domingo, 2 de enero de 2011

LAS TRES FORMAS

Una lágrima dulce para respirar.
ésa que te acompaña antes de dudar,
porque pícara lo es para coincidir,
con tu capacidad de desahogar,
tus indecisiones ancladas en el sendero,
de la vida y sus pecados,
un ave inocente cansada de volar,
pero arriesgada al no poder aterrizar,
en un lugar donde dejar de respirar,

lúgubre, morbosa, pasional,
la trilogía de formas que aclaran la realidad.

Una lágrima amarga para despertar,
un sueño tácito por la tristeza pasada por la vida,
cuando la descubres y el pájaro casi no vuela,
que retumba con nosotros y es inmanente,
queda atrapado en el tiempo pasado,
aunque cuando vuelves al día siguiente,
a despertar del sueño profundo,
te abrigas con fuerza de la suciedad;

lúgubre, morbosa, pasional,
la trilogía de formas que aclaran la realidad.

Una lágrima salada para el amor y la amistad,
dos sentimientos ávidos para luchar,
para moderar y equilibrar la pobreza,
y superar el tránsito espiritual,
que nos corroe y nos confunde,
una amistad que te hace respirar dando pecho,
y un amor el que bailar y cantar,
y así no dejar de respirar y despertar;

lúgubre, morbosa, pasional,
la trilogía de formas que aclaran la realidad.

Jaume Morera M.



No hay comentarios:

Publicar un comentario