domingo, 1 de julio de 2012

¿QUIEN DIJO QUE NO PUEDES?




¿Quién dijo que no puedes alcanzar esa cumbre?
¿Dónde está acaso escrito que debas conformarte
-por temor…, por inercia…, por flaqueza…o costumbre…-,
sólo con las migajas que obtienes por descarte…?
¿Quién dijo que no tienes derecho a ver tus sueños desplegando sus alas
  por la faz de tu vida…, y
 que no te mereces -por débil y pequeño-,
acceder al diamante de tu rosa escondida…?
¡Sólo tú te lo dices…!: la voz en tu cabeza…,
-como un eco insidioso, hecho de telarañas-,
que te llena de dudas…, que te quita certezas…, y te inventa barreras …,
y tu mirada empaña…
Pero cuando la ignoras, y vas tras tu ideal…,
-cualquiera sea el esfuerzo, cualquiera el sacrificio-,
¡el Universo entonces te abre su Catedral,
como si se tratara casi de un santo oficio!
¡Creer en ti es la clave!:
la confianza completa
en que tienes recursos para afrontarlo todo,
y en que cuando te tiras por fin a la pileta,
¡siempre el agua aparece, de un modo o de otro modo…!
Y es que cuando te lanzas, sin pausa y a destajo,
totalmente enfocado en llegar a lo alto,
allí entonces descubres que hay una red abajo…,
¡pero sólo aparece después que diste el salto!
¡Es una red de alas…!, que evita tu desplomo…,
y que hace que contactes con otra batería,
y así, mágicamente, sin que tú sepas cómo,
¡te enchufas a una fuente de tremenda energía!

¡Esa es tu recompensa por estar decidido
a pagar cualquier precio, aún con dolor y llanto…,
y te sostiene un viento que no habías conocido…,
y que hace que el esfuerzo ya no te pese tanto…!
Y al verte tan lanzado, el Universo ordena:
“¡hay que darle una mano, como premio a su empeño!”,
y van apareciendo milagros en cadena…,
¡preciosas sincronías que anticipan tu sueño!
Por eso, amigo mío… ¡sostente en tu certeza!,
¡dirígete a tu meta con total certidumbre!,
mientras a ti te dices, -con sonrisa traviesa-:
“¡¿Quién dijo que no puedo alcanzar esa cumbre…?!.

Jorge Ohyanarte: www.poesiadelanuevaera.com






No hay comentarios:

Publicar un comentario