martes, 17 de septiembre de 2013

Atributos Físicos de las Diez Sefirotas

Como se Aplican al Hombre

¿No está escrito en vuestra ley, Yo dije, dioses sois?" —Jesús Sananda, Juan 10:34.

Compilación Cabalística y grafico del árbol de la vida por el autor.  Aquí hablamos del hombre en términos filosóficos, lo que se discute aquí se aplica a ambos, el hombre (Adán Kadmón, un dios) y la mujer (Eva Kadmón, una diosa).

***

Por una relación con un maestro equivocado de Cábala o un diletante cabalístico del pasado a Ud. se le podría haber conducido a creer que la Cábala es un tema abstruso esotérico, demasiado confuso para tratarlo.  En realidad es un tema simple.  Es una representación sistemática y de catalogación de energías que se manifiestan a través de la vida y su relación a las influencias astrológicas.  Esta organización es consistente con y de acuerdo a los atributos energéticos.  De aquí fue creado el Árbol de la Vida y sus diez sefirotas (una sefirota es la energía individual representada por un esfera).

Como con cualquier enseñanza, Ud. tiene que dedicar tiempo y energía para interpretarla y entenderla, pero una vez lo haga, se llegará a dar cuenta que es bastante simple.  Aquí le presento en forma gráfica los atributos físicos de las sefirotas del Árbol de la Vida.  A medida que vive su vida normal sin saberlo está constantemente usando estos atributos.  A un cualquier tiempo dado Ud. está usando varias energías de la Naturaleza, o sefirotas.  Estas energías están conectadas con los chakras,  los órganos de cuerpo físico y los rayos de colores, también con los sonidos vocales sagrados y con un Chohan asociado o Maestro Ascendido quien está asignado a un rayo y chakra.  Hay disponible más información para el gráfico pero el espacio nos restringe.

Si cada atributo de una sefirota se expresa en Verdad y en claridad prístina como cuando los chakras están funcionando sin bloqueos, a su completo potencial y los cuatro cuerpos inferiores están balanceados y purificados, entonces el hombre llega a ser la manifestación del Adán Kadmón, un co-creador con Dios, la expresión del Maestro Interno o Presencia YO SOY.  Recuerde que el Maestro Jesús Sananda, el Cristo, expresó esta condición cuando hizo la pregunta: "¿No está escrito en vuestra ley, Yo dije, dioses sois?"

Adán Kadmón no es el hombre viejo, el Homo Sapiens, sino el hombre nuevo, a quien Osho llama el Homo Novus.  El hombre viejo no vivió realmente, sino que dormitó en una ilusión, una matriz holográfica, su auto-fabricada prisión.  Se rezaga en dramas de su propia invención y culpa a otros por su auto-precipitada mala fortuna.  A medida que el hombre común vive su ilusión es manipulado por muchas fuerzas fuera de sí: Fuerzas psíquicas, familia y amigos, el gobierno, los medios periodísticos, el gobierno secreto, las corporaciones, la economía, nómbrelas Ud.  Las gentes manipuladas en esta forma se pueden llamar los Hijos de la Matriz ("Children of the Matrix”) como es el título de uno de los libros de David Icke.*  En el Tarot ellos se representan en la Clave 15, el Diablo, como una pareja desnuda atada por cadenas sueltas a un medio cubo que es un símbolo de la mitad del conocimiento porque este hombre percibe solamente la parte sensoria de la realidad como Todo Lo Que Es.  El símbolo del hombre verdadero es el Pentagrama, pero aquí el Diablo Bafomet exhibe en su frente un pentagrama invertido como un símbolo de la inversión del verdadero entendimiento de la posición del hombre en el esquema Cósmico.  Bafomet representa las Fuerzas Oscuras manifestadas a través de las fuerzas externas arriba enumeradas.

Con la muerte del hombre viejo el hombre nuevo nace, como elevándose de sus cenizas como la Fénix —realmente sus cenizas se transforman en nuevas células, llenas de vitalidad y Luz.

Estando balanceado entre los dos pilares Adán Kadmón está centrado en el elemento aire, el pilar central.  Respira Nous y es así como se nutre.  Mora en el estado de la línea límite entre dos realidades, el ahora y el futuro potencial, lo físico y lo espiritual.  No tiene más necesidad de acaparar alimento ni conocimiento ni nada más, porque se le suministra como y cuando lo necesita.  Evidentemente es un Rey en su propio mérito.  ¡Dios salve a Homo Novus!

Adán Kadmón es universal, Homo Universalis, porque trasciende todas las barreras de sexo, religión, color y tierras.  Su país es el planeta Tierra y su verdadera Casa está en las estrellas.



Adán Kadmón  


No hay comentarios:

Publicar un comentario