martes, 22 de marzo de 2011

Sir James Jeans (1877-1946)

Sir James Jeans

fue un destacado matemático, físico, astrónomo y filósofo de la ciencia, Presidente de la Real Sociedad Astronómica de Inglaterra y Profesor de la Universidad de Oxford. El título de Sir lo recibió en 1924.
La tendencia de la física moderna es resolver todo el universo material en ondas, y nada más que ondas. Comenzamos a sospechar que tal vez debemos saludar a la Inteligencia como creadora y legisladora del Reino de la materia.
Creo que la mente tiene el poder de afectar a los grupos de átomos interfiriéndose en la conducta de los mismos e incluso que la voluntad de los seres humanos puede alterar el curso del mundo aunque este curso esté predeterminado por leyes físicas. El Universo en que vivimos es creación de nuestros pensamientos.
Después de la mecánica ondulatoria, el mundo se parece más a un pensamiento que a una máquina.
El ego y el mundo no tienen una existencia absoluta y verdadera sino relativa. De esta manera el ego o el alma no es más real que un reflejo de la luna sobre el agua, es una sombra, un fenómeno compuesto proyectado por la realidad, pero el espíritu microcósmico (no iluminado) lo cree una cosa permanente y existente por sí mismo.
El material del universo es material mental.
El Universo es como un pensamiento en la mente de un matemático.
Hemos descubierto que el universo muestra huellas de un poder que planea y controla todo. Tiene algo en común con nuestro espíritu propio e individual; lo común no estriba, según hemos visto, en el sentimiento, en la moral o en el placer estético, sino en la tendencia a pensar de una manera que, a falta de otra palabra, llamamos geometría. El Gran Arquitecto del Universo empieza ahora a perfilarse como un matemático puro.
La Ciencia moderna nos impulsa a pensar en el Creador como elaborando fuera del tiempo y del espacio, que son parte de su creación, justamente como el artista está fuera del lienzo.
La corriente del conocimiento humano está llevando imparcialmente hacia una realidad no mecánica: el universo comienza a parecer más que una gran máquina, un gran pensamiento. La mente ya no parece ser un intruso accidental en el campo de la materia. Estamos comenzando a sospechar que deberíamos considerarla como la creadora y gobernante de este reino.
El Universo puede ser mejor representado, si bien aún muy imperfecta e inadecuadamente, como consistiendo en puro pensamiento, el pensamiento de lo que, por falta de una expresión más amplia, debemos describir como un pensador matemático.
No existe nada de lo que veamos, todo está sucediendo en nuestra mente.
Si el universo es un universo de pensamiento, su creación tiene que haber sido un acto de pensamiento